17/10/17

¿Qué son los carbohidratos y para qué sirven? [17-10-17]


¿Qué son los carbohidratos y para qué sirven?

Los carbohidratos, hidratos de carbono o azúcares son compuestos por carbono, hidrógeno y oxígeno, de ahí su nombre.

Existen dos tipos de carbohidratos: simples y complejos, los primeros son compuestos de una o dos moléculas y saben más dulces ya que por su tamaño pueden empezarse a digerir desde la saliva, estos se encuentran en alimentos como azúcar de mesa, mieles, jaleas, chocolate y mermeladas así como en frutas y verduras.

Los carbohidratos o azúcares simples nos dan energía más rápidamente pero su consumo debe ser moderado, ya que de lo contrario se caería fácilmente en un exceso de energía que podría provocar aumento de peso.

Los carbohidratos de tipo complejo, son cadenas más largas de moléculas, debido a esto su sabor no es dulce ya que se no se digieren desde la boca, estos se encuentran en alimentos como pan, arroz, Papa, elote, camote, pasta, tortillas y todos los derivados de los granos. Estos, deben de ser el 60% del consumo diario en un plan de alimentación sano, independientemente que esta sea reductivo, para un deportista, una persona diabética o una mujer lactante.

Lo anterior, no significa que necesitamos consumir pan o pasta en gran cantidad, esta debe de ser prescrita según las características y necesidades de cada individuo, es decir, con base en su altura, peso, sexo, edad y actividad física.

En el caso de un deportista, se puede jugar con esta proporción incrementando de un 60% a un 70-80% del total de la dieta sobre todo en etapas previas, y posteriores de la competencia, de esta forma se garantiza obtener un adecuado almacén de glucógeno (cadenas de glucosa almacenadas en hígado y músculo) y poder llegar a un máximo desempeño.

13/10/17

Hacer estiramientos antes de los swings de calentamiento puede perjudicar el juego de golf [13-10-17]


Hacer estiramientos antes de los swings de calentamiento puede perjudicar el juego de golf

Un estudio relaciona esto con una reducción de sesenta por ciento en la precisión, quizá debido a tendones más flojos

Según un estudio reciente, hacer estiramientos antes de hacer swings de calentamiento puede perjudicar su juego de golf.

Hacer una rutina pasiva estática de estiramiento antes de hacer swings de práctica causa "reducciones significativas en la velocidad de la cabeza del palo, la distancia, la precisión y el contacto constante con la bola", según Jeffrey C. Gergely, de la Universidad Estatal Stephen F. Austin de Nacogdoches, Texas.

Comparó dos rutinas distintas de calentamiento en un grupo de nueve golfistas de competencia jóvenes de sexo masculino. Un día, los golfistas hicieron calentamiento activo con una serie de swings de práctica. Otro día, hicieron calentamiento pasivo estático de estiramiento durante veinte minutos antes de hacer los swings de práctica. El calentamiento de estiramiento consistió de doce estiramientos, comenzando con el cuello y continuando con las pantorrillas.

Luego de cada rutina de calentamiento, los golfistas golpearon tres veces con swing completo con el driver y se les evaluó según cuatro medidas: distancia, velocidad de la cabeza del palo, precisión y contacto con la bola. En las cuatro medidas, los golfistas lograron peores resultados luego de hacer la rutina de calentamiento pasivo, pues la velocidad de la cabeza del palo fue cinco por ciento inferior, la distancia siete por ciento más corta y la precisión se redujo en más de sesenta por ciento.

La mayoría de las diferencias siguieron siendo evidentes cuando se volvió a evaluar a los golfistas luego de una hora de hacer rutinas de calentamiento.

El estiramiento puede aflojar los tendones, lo que reduce su capacidad para transmitir fuerza, sugirió Gergley.

El estudio aparece en la edición de diciembre de la Journal of Strength and Conditioning Research.

Gergley aseguró que los golfistas deben "calentar, estirarse brevemente y luego comenzar a hacer swings con los palos para alcanzar el ritmo y la velocidad que usarán durante el juego".

9/10/17

Cualquier cifra de alcohol afecta tanto el rendimiento como a la recuperación del deportista [9-10-17]


Cualquier cifra de alcohol afecta tanto el rendimiento como a la recuperación del deportista

El consumo de alcohol tiene como consecuencia un aumento de la diuresis y, por tanto, favorece la deshidratación

"Cualquier cifra de alcohol afecta significativamente tanto el rendimiento como la recuperación del deportista". Así de contundente se muestra el Dr. Pedro Manonelles, Secretario General de la Federación Española de Medicina del Deporte, al valorar los posibles efectos positivos del consumo moderado de alcohol, incluyendo la cerveza, en la vida de un deportista.

En los últimos meses, se han difundido algunas noticias en relación a supuestos beneficios del consumo de cerveza en la recuperación de un deportista, pero buena parte de la clase médica desconfía de estos preceptos. "Pequeñas cantidades de alcohol (a partir de 0,2 gramos de alcohol por litro de sangre) tienen efecto sobre diversas funciones neuropsicológicas. La práctica deportiva precisa la total integridad de todos los sistemas orgánicos, por lo que cualquier cifra de alcohol afecta significativamente tanto el rendimiento como la recuperación del deportista", añade el Dr. Manonelles.

El consumo de alcohol, en cualquiera de sus variantes, influye negativamente en el rendimiento, la fuerza y la coordinación. El etanol, presente en las bebidas alcohólicas, afecta el sistema nervioso, pudiendo provocar en un primer momento euforia y mayor fuerza, pero el efecto final es depresivo; es decir, deprime las capacidades del individuo para actuar ante cualquier situación y reduce los reflejos. Como consecuencia, los movimientos se ralentizan, la coordinación disminuye y si su ingesta fue excesiva puede ocasionar alteraciones en la visión.

Igualmente, tampoco parece nada claro que el consumo de alcohol, aunque sea en cantidades de cerveza mínimas, tenga algún efecto beneficioso en la prevención de enfermedades cardiovasculares. "El alcohol es, después del tabaco, una de las principales causas individuales de mortalidad prevenible en España. La clara relación entre diversos cánceres y el consumo de alcohol desaconseja totalmente cualquier consumo, tal y como afirman con rotundidad las prestigiosas organizaciones científicas como 'World Cancer Research Fund' o 'American Institute for Cancer Research'", explica Dña. Yolanda Sala, dietista y coordinadora de la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas (AEDN).

Por otro lado, el alcohol actúa como diurético lo cual puede propiciar un cuadro de deshidratación durante la práctica deportiva, y debido a que su ingesta incrementa la pérdida de líquidos, también se produce una pérdida mayor de vitaminas y minerales esenciales para el adecuado desempeño deportivo como el potasio, magnesio, fósforo y calcio.

Alcohol y deporte

La Federación Española de Medicina del Deporte publicó el "Consenso sobre bebidas para el deportista. Composición y pautas de reposición de líquidos". En ella se presta especial atención en definir algunas pautas para favorecer la correcta hidratación después de una actividad física.

"Es muy importante que la persona que practique una actividad deportiva esté adecuadamente hidratada durante todo el día, es decir, antes, durante y después del esfuerzo físico que realice. La hidratación durante la actividad física es incompleta en muchos deportes por las características del esfuerzo y las pérdidas sudorales. En estos casos hay que intentar optimizar la hidratación lo máximo posible", señala el trabajo.

Para el Secretario General de la Federación Española de Medicina del Deporte, "el consumo de alcohol, también si éste se encuentra en la cerveza, tiene muchos efectos nocivos". Entre los efectos nocivos se encuentra la deshidratación.

Además, el etanol se absorbe rápidamente en el organismo y obstaculiza el metabolismo de otros nutrientes al mismo tiempo que genera un efecto inhibitorio en la oxidación de las grasas, por lo cual, puede ocasionar un incremento de peso corporal indeseado a expensas de grasa.

Entre otros de sus efectos negativos sobre el metabolismo, podemos decir que el etanol aumenta la degradación de proteínas, lo cual por supuesto perjudica la masa magra de nuestro organismo.

Por éstas y otras razones, el Dr. Manonelles no aconseja el consumo de cerveza dentro de la dieta de un deportista. "No se ha demostrado que el uso de la cerveza, especialmente por lo que supone su contenido alcohólico, tenga un efecto significativo sobre la mejora de la salud. El deporte se asocia con una serie de valores éticos que deberían ser irrenunciables: compañerismo, respeto al rival, etc. Pero también debe implicar la renuncia a hábitos tóxicos como dopaje, consumo drogas, de tabaco y de alcohol", opina.

En este mismo sentido, la Sra. Sala agrega: "Lo único que debe transmitirse con claridad a la población, haga o no deporte, es que, en ningún caso, el incremento de la ingesta de alcohol es una medida recomendable. El alcohol es una sustancia de riesgo y como tal debe tratarse cuando nos dirigimos a la población".

2/10/17

Caminar a paso vivo puede ayudarle a dejar atrás el resfriado común [2-10-17]


Caminar a paso vivo puede ayudarle a dejar atrás el resfriado común

Expertos señalan que estar congestionado no es una buena razón para evitar el ejercicio leve

Para mantener a raya los resfriados durante los meses más fríos del año, el ejercicio podría ser la clave.

David Nieman, representante del American College of Sports Medicine, señala que estudios muestran que las personas que se ejercitan al menos 45 minutos cuatro o más días a la semana se ausentan entre 25 y 50 por ciento menos del trabajo a causa de una dolencia.

"Esta reducción en los casos de enfermedad supera por mucho los beneficios que ofrecen medicamentos y pastillas", señaló Nieman en un comunicado de prensa de esta organización de medicina deportiva. "Todo lo que se necesita es un buen calzado para caminar a fin de evitar convertirse en uno de los miles de casos pronosticados para el resfriado común este invierno".

¿Qué ocurre si ya se ha resfriado? ¿Debería hacer ejercicio de todas formas? Nieman recomienda:

  • Si el resfriado está solamente en su cabeza y no ha llegado a su pecho, siéntase en total libertad para hacer ejercicio.
  • No se exceda. Esto significa que no corra: sólo camine. Los estudios no han demostrado que el ejercicio moderado sea malo cuando se tiene resfriado.
  • Si tiene otros síntomas además de mucosidad, quédese en cama. Este consejo aplica si el resfriado ha viajado hasta su pecho, si tiene dolor de cabeza y dolor en general severo y si tiene fiebre. Las glándulas inflamadas también son señal de problemas.
  • Tómelo con calma cuando se recupera de cualquier enfermedad que no sea leve. No haga ejercicios durante un par de semanas antes de empezar a ejercitarse de nuevo.

Nieman tiene otro consejo: Haga ejercicio antes de aplicarse la vacuna contra la gripe, ya que las investigaciones han demostrado que la actividad física de leve a moderada fortalece su sistema inmunológico a largo plazo.

28/9/17

Fitness: 5 beneficios de entrenar con tu pareja

Fitness: 5 beneficios de entrenar con tu pareja



Llevar una vida saludable resulta más fácil si el amor de tu vida comparte ese objetivo. Aprovechar el tiempo en pareja para realizar una rutina de ejercicios puede resultar beneficioso para nuestra salud.

elpopular.pe

Además de sentir un apoyo adicional, el entrenar en compañía de alguien y compartir objetivos, eleva tu motivación para llevar una vida activa y, de esta manera, no dar marcha atrás en el cumplimiento de tus metas. Adicionalmente, entrenar en pareja puede ayudarte a estrechar el vínculo con tu pareja y a fortalecer tu relación.

 Según estudios de la Universidad de Florida, una relación estable y feliz tiene efectos protectores, que conllevan a tener hábitos más saludables, como fumar menos, conducir con precaución, alimentarse mejor y hacer más ejercicio. Por otro lado, la Universidad de Oxford, asegura en uno de sus estudios que la liberación de endorfinas de las personas que realizan ejercicios en pareja, es mayor que las personas que entrenan individualmente, por ende nuestro estado anímico mejora.

De esta manera, si estás en una relación, este día de los enamorados te invitamos a que hagan ejercicios juntos para que aprovechen los diferentes beneficios que esto tendrá para cada uno y para su relación. Ángel Cisnero, entrenador del team Lab Nutrition, destaca los cinco beneficios más importantes de entrenar con tu pareja:

1. Motivación y competencia sana. Muchas veces ejercitarnos solos es poco motivador y provoca aburrimiento, lo que nos hace abandonar y dejar de lado todo el esfuerzo y la dedicación realizada. Para el asesor de Lab Nutrition, “Entrenar en pareja es un plus extra de motivación, la compañía se volverá en una competencia sana para concluir el entrenamiento y saber quién está más comprometido con cumplir el objetivo”, dijo.

2. Apoyo con los ejercicios. Tener alguien de confianza que nos guie y nos apoye cuando queremos realizar ejercicios que nos cuestan más, ayuda a seguir adelante y continuar hasta el final. “Por ejemplo, hay ejercicios, como los abdominales, que requieren apoyo de una persona para tener firmes las piernas y poder hacer las repeticiones o si levantamos peso, tener alguien que nos vigile es mejor”, indicó Cisnero.

3. Alimentación saludable para dos. Es difícil comer sano cuando tu pareja no comparte ese cuidado y solo te ayudará a romper tu rutina. “Cuando los dos están preocupados por su salud y tienen el mismo interés por cuidar su salud, ir al supermercado y comprar los alimentos, será mucho más fácil. Ambos buscarán productos naturales y seguramente verán un ahorro al evitar la comida chatarra y otras golosinas”, dijo Angel Cisnero.

4. Compartir complementación nutricional. Es cierto que cada persona tiene objetivos diferentes al momento de entrenar y complementar su alimentación, pero en caso tú y tu pareja compartan la misma, su bolsillo está de suerte!.

“Si tienen como objetivo tonificar y construir masa muscular, en Lab Nutrition pueden encontrar las proteínas Whey Gold en diferentes tamaños y precios. En caso quiera quemar grasas, Hydroxycut Black Onyx no solo los ayudará adelgazar, sino también a llenarlos de energía”.

5. Menos estrés, menos problemas. La práctica deportiva en pareja afianza los lazos amorosos, ya que después de un entrenamiento, ambos se sentirán con más energía y podrán descansar mucho mejor. “No solo se sentirán con un mejor estado de ánimo y estarán menos propensos al mal genio y discusiones, sino que también se verán mejor”, finalizó.

Para finalizar, el asesor fitness de Lab Nutrition, recomienda entrenar constantemente e invita a todas las parejas en el mes del amor, acercárse a las tiendas para obtener una asesoría nutricional gratuita.

25/9/17

No sólo el deporte es ejercicio

No sólo el deporte es ejercicio
No sólo el deporte es ejercicio


  • Un estudio demuestra que cualquier tipo de actividad física es efectiva para prevenir las enfermedades cardiovasculares
  • Una de cada 12 muertes podrían prevenirse incorporando a la rutina hábitos como ir andando al trabajo

elmundo.es.-CRISTINA G. LUCIO

Cuando se habla de los beneficios del ejercicio, a menudo la conversación se centra en el deporte. Suelen remarcarse las bondades de acudir a menudo al gimnasio, de salir a correr o de jugar en equipo, pero, en realidad, hay muchas otras formas de mantenerse físicamente activo y que esto tenga una repercusión positiva para la salud.

Lo demuestra esta semana un estudio con más de 130.000 personas de 17 países que remarca que cualquier tipo de actividad física -sea recreativa o forme parte de la rutina laboral o de transporte- es útil para mantener alejadas las enfermedades cardiovasculares y reducir el riesgo de muerte.

Caminar hasta el trabajo, tener un empleo con exigencias físicas o incluso realizar las tareas del hogar es una buena herramienta preventiva si con esas actividades se cumplen las recomendaciones de realizar 150 minutos semanales de ejercicio (por ejemplo, 30 minutos de actividad física diaria durante cinco días a la semana).

Según los datos del trabajo, siguiendo estas recomendaciones de ejercicio moderado se reduce el riesgo de muerte en un 28% y las posibilidades de sufrir un problema del corazón en un 20%. Pero si la actividad es más exigente (por ejemplo más de 750 minutos semanales de caminata a buen ritmo), el riesgo de muerte se reduce un 15% más, un porcentaje que se eleva un 12% adicional en el caso de las enfermedades cardiovasculares.

Si se cumplieran las recomendaciones más básicas, comentan en las páginas de The Lancet los autores de esta investigación, podrían prevenirse el 8% de las muertes [1 de cada 12] y el 4,6% de las enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, las últimas estimaciones señalan que casi un cuarto de la población no incluye el ejercicio en sus rutinas.

La investigación muestra que "incluso una actividad física baja proporciona beneficios, que se incrementan a medida que aumenta el ejercicio", señalan los científicos, liderados por Scott Lear, de la Universidad Simon Fraser de Vancouver (Canadá), en la revista, donde subrayan en varias ocasiones que el ejercicio es una herramienta muy barata y efectiva para la prevención en salud y que lo ideal es incluirlo en los hábitos de la vida diaria.

"Los resultados de nuestro estudio proporcionan una robusta evidencia que apoya las intervenciones de salud pública dirigidas a incrementar todas las formas de actividad física en países con diferentes circunstancias socioeconómicas", añaden.


Detalles del trabajo

El equipo de Lear decidió poner en marcha la investigación tras comprobar que la mayoría de estudios sobre los beneficios del ejercicio para la salud se habían realizado en países del primer mundo, donde suele practicarse como actividad lúdica y recreativa. Para evaluar también el impacto de la actividad física en otras naciones con distintas situaciones socioeconómicas, decidieron analizar el caso de más de 130.000 individuos de Canadá, Suecia, Emiratos Árabes Unidos, Argentina, Brasil, Chile, Polonia, Turquía, Malasia, Sudáfrica, China, Colombia, Irán, Bangladesh, la India, Pakistán y Zimbabue.

A través de cuestionarios, midieron los niveles -y el tipo- de actividad física que practicaban los participantes y, entre otros factores, analizaron su evolución a lo largo de siete años.

En los países desarrollados, era más común que el ejercicio formara parte de las actividades de ocio. Pero en todas las naciones la forma más frecuente de actividad física era su utilización como medio de transporte o como parte de su vida laboral.

"Nuestro estudio observó que un nivel elevado de actividad física sólo era posible en la gente que incluía el ejercicio como forma de transporte, como parte de su trabajo o a través de las labores domésticas", ha señalado Lear en un comunicado. Con estos datos en la mano, ha reivindicado la necesidad de construir una vida en la que la actividad tenga cabida en distintas facetas, no sólo como tiempo de ocio.

Aunque reconocen que su trabajo tiene limitaciones, como el hecho de que los niveles de actividad física se hayan recogido a través de cuestionarios -donde se tiende a realizar una sobreestimación-, también subrayan que el volumen y la disparidad de contextos analizados da fortaleza a sus datos.

En un comentario que acompaña al estudio en The Lancet, los especialistas en Salud Pública Shifalika Goenka e I-Min Lee señalan que lo fundamental de este estudio es que indica que "todas las formas de actividad física son igualmente efectivas".

En ese sentido, recuerdan que crear entornos donde la actividad física sea accesible y segura debería ser "imperativo", sobre todo en los países más pobres, donde la rápida urbanización, el crecimiento de la población y el aumento del transporte motorizado suponen un desafío considerable.

22/10/16

El ejercicio podría ayudar a las personas que ya tienen pérdida de la memoria

El ejercicio podría ayudar a las personas que ya tienen pérdida de la memoria

Pero los efectos solo duraron el tiempo que continuó la actividad, encontró un estudio

healthfinder.gov

Las personas mayores que tienen problemas de la memoria y del pensamiento podrían obtener un ligero beneficio a partir del ejercicio, sugiere un nuevo estudio.

Las personas que hicieron ejercicio mostraron cierta mejora en una prueba de las habilidades de pensamiento y memoria, en comparación con las que no hicieron ejercicio, encontraron los investigadores canadienses.

"Hallamos que hacer ejercicio aeróbico de intensidad moderada, como caminar a un paso vivo, tres veces por semana mejoró significativamente la función cognitiva en los adultos mayores con problemas de la función cognitiva debido a una enfermedad que afecta a los vasos sanguíneos pequeños en el cerebro", señaló la investigadora líder, Teresa Liu-Ambrose, profesora asociada de la Universidad de Columbia Británica, en Vancouver.

Las personas del estudio tenían un declive mental provocado por el estrechamiento de los vasos sanguíneos en el cerebro, la segunda causa más común de demencia tras la enfermedad de Alzheimer, comentó Liu-Ambrose.

Aunque la mejora en la función mental fue modesta, fue similar a la vista en estudios que evaluaban fármacos para las personas con el mismo problema, dijo Liu-Ambrose. "Pero la diferencia fue menor que la que se considera como la diferencia clínicamente importante mínima", dijo.

"Aunque se necesitan estudios futuros para replicar y confirmar nuestros hallazgos, dados los beneficios bien establecidos del ejercicio, así como el hecho de que hay pocas opciones de tratamiento disponibles para las personas con esta afección, el ejercicio aeróbico parece ser una opción de tratamiento razonable con unos efectos secundarios y un costo mínimos", añadió.

Para el estudio, Liu-Ambrose y sus colaboradores trabajaron con 70 personas con una edad promedio de 74 años que tenían problemas "leves" de pensamiento y memoria.

La mitad de los participantes hicieron clases de ejercicio de una hora tres veces por semana durante seis meses. La otra mitad recibió información sobre el declive mental y una dieta saludable, pero no información sobre la actividad física.

Se evaluó a los participantes al inicio y al final del estudio, y una vez más seis meses después. Las pruebas evaluaron has habilidades generales de pensamiento, las habilidades de función ejecutiva (como la planificación y la organización) y qué tan bien podían manejar las actividades cotidianas. En una prueba de 11 puntos, los participantes del estudio que hicieron ejercicio mejoraron casi 2 puntos, encontró el estudio.

Pero seis meses tras dejar el ejercicio, sus puntuaciones no eran distintas que las de los que no hicieron ejercicio. Y no hubo una diferencia entre los grupos en las pruebas de la función ejecutiva o las actividades cotidianas, añadieron los investigadores.

El ejercicio tuvo otros beneficios, encontraron. Las personas que hacían ejercicio tenían una presión arterial más baja, y también les fue mejor en una prueba sobre la distancia que podían caminar en seis minutos, que mide la salud cardiaca general. Reducir la presión arterial también podría ayudar a evitar el declive mental, porque la hipertensión es un factor de riesgo del deterioro mental, apuntaron los investigadores.

La Dra. Alexandra Foubert-Samier trabaja en el Instituto de Enfermedades Neurodegenerativas de la Universidad de Burdeos, en Francia. Destacó que "este estudio encontró algunos resultados interesantes sobre la práctica de actividades físicas contra el declive cognitivo, pero estudios futuros deben confirmarlo. Hay que tener cuidado con el alcance de estudios como este, aunque es alentador.

Es posible que las actividades físicas protejan del declive mental, pero se necesitan otros estudios para probarlo", dijo Foubert-Samier, coautora de un editorial que acompañó al estudio.

"De cualquier forma, la actividad física es buena para la salud, sobre todo para proteger de los factores de riesgo cardiovasculares", señaló.

15/10/16

¿Estamos aprovechando el ejercicio para aliviar el dolor? No lo suficiente [15-10-16]


¿Estamos aprovechando el ejercicio para aliviar el dolor? No lo suficiente

Una encuesta encuentra que a pocas personas que sufren dolor de cuello y espalda se les receta actividad física

Aunque el ejercicio apropiado puede ayudar a las personas a gestionar y aliviar el dolor crónico de cuello y espalda, un estudio reciente muestra que los profesionales de salud tal vez no lo estén recetando tan frecuentemente como deberían.

A menos de la mitad de casi 700 personas encuestadas (todas habían consultado a un médico, quiropráctico o fisioterapeuta en el año anterior por dolor crónico de espalda o cuello) se le había recetado ejercicio, encontró el estudio.

Los resultados, basados en una encuesta telefónica llevada a cabo por investigadores de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, mostraron que los que recibieron indicaciones para hacer ejercicio tenían casi el doble de probabilidades de haberlas recibido de un fisioterapeuta que de un médico o quiropráctico. Sin embargo, casi la tercera parte de los pacientes de los fisioterapeutas no recibieron una indicación de ejercicio.

Aunque la mayoría de los encuestados afirmaron haber consultado a un médico, los médicos recetaron ejercicio a apenas el catorce por ciento de ellos. Sin embargo, algunas personas fueron referidas por sus médicos a sus fisioterapeutas, quienes al final recetaron ejercicio, según la encuesta.

Las mujeres, las personas con un mayor nivel de educación, y los que recibieron compensación del trabajador fueron más propensos a haber recibido indicaciones de ejercicio, encontró la encuesta.

"Considerando la evidencia actual sobre la eficacia del ejercicio, estos hallazgos demuestran que el ejercicio se está subutilizando como tratamiento para el dolor crónico de espalda y cuello", escribieron los autores.

Los hallazgos aparecen en la edición de febrero de la revista Arthritis Care & Research.

Los autores sugirieron que estudios futuros evalúen las barreras que impiden que se recete ejercicio.

12/10/16

6 ejercicios que mejoran su salud mental

6 ejercicios que mejoran su salud mental

Las personas se sienten motivadas a hacer ejercicio regularmente porque tienen más energía durante todo el día y la memoria se agudiza. ¿Qué ejercicios debería incorporar a su rutina para mejorar su salud mental?

vanguardia.com.mx

El ejercicio no sólo es fantástico para el cuerpo sino que también es una manera eficaz de mejorar la salud mental. El ejercicio realizado regularmente tiene un impacto significativo sobre la ansiedad, el estrés y la depresión. Además, no sólo se sentirá con mejor ánimo sino que también dormirá mucho mejor.

Independientemente de la edad que tenga, el ejercicio puede tener un efecto positivo en su vida. Por otra parte, no tiene que ir al gimnasio religiosamente para sentir los efectos del ejercicio regular.

Una cantidad moderada de ejercicio regular puede servir de herramienta para estar en forma sintiéndose fantásticamente bien. Hasta puede crear un régimen de actividad física para toda la familia.

Las personas se sienten motivadas a hacer ejercicio regularmente porque tienen más energía durante todo el día y la memoria se agudiza. Por eso, en cuanto adquiera una rutina, le encantará adoptar un programa de ejercicio regular.

¿Qué ejercicios debe incorporar a su rutina para mejorar su salud mental?


1. Jugar al aire libre


Habrá observado, quizá, que jugar con los niños afuera o trabajar en el jardín lo/la hace sentir bien. Esto se debe a que una dosis saludable de sol estimula los niveles de serotonina, que es importante para mejorar la salud mental.
Agregue algo de movimiento y se sentirá aún mejor. No tienen por qué ser los ejercicios normales que hace en el gimnasio. Puede incluso simplemente jugar afuera con los niños y realizar una buena actividad física.


2. Rebotar


Si tiene un trampolín en el patio, aprovéchelo y rebote con los niños. Si hace algunos rebotes, puede obtener algunas endorfinas y oxígeno para el cerebro.


3. Salir a caminar


Caminar es otro ejercicio simple que puede hacerlo/la sentir bien. Tal vez no lo haya notado, pero caminar es un ejercicio aeróbico que no le costará ni un centavo.

Puede empezar con distancias pequeñas y luego aumentarlas a medida que empiece a sentirse mejor.


4. Comenzar a correr

Los ejercicios cardiovasculares son buenos para combatir la depresión sin medicación. Si está dispuesto o dispuesta a avanzar al nivel siguiente, correr es una buena actividad con buenos resultados. Pero primero, consulte a su médico para ver si correr es una buena opción para usted.
Correr 20-30 minutos la mayoría de los días de semana, tendrá un impacto significativo en su bienestar emocional.

La euforia que suele asociarse a esta forma de ejercicio es generada por la liberación de endorfinas en el cerebro como respuesta a la actividad física continua.


5. Levantar pesas

El entrenamiento de fuerza también puede mejorar su salud mental porque tiene que ver con un control que requiere atención completa.

Tiene la ventaja de que también se pueden ver los beneficios físicos de levantar pesas, de modo que potenciará su buen ánimo.

Si nunca lo ha hecho, es buena idea acceder a alguna ayuda profesional y empezar lentamente.


6. Hacer Tai Chi o yoga


El Tai Chi y el yoga involucran movimientos lentos y conciencia, lo cual puede mejorar su flexibilidad y su ánimo.

No trate, empero, de practicar solo/sola porque hay una buena chance de lastimarse si no se realizan las posturas como corresponde. Incorpórese a una clase en su vecindario y comience a practicar estas tradiciones orientales con gente de mentalidad afín.

9/7/16

El ejercicio es casi tan adictivo como la heroína [9-7-16]


El ejercicio es casi tan adictivo como la heroína
  • Corredores forzados a disminuir su entrenamiento podrían deprimirse
  • El ejercicio produce la liberación de sustancias químicas adictivas

Los corredores a ultranza que no pueden tolerar faltar a una práctica podrían estar enganchados de forma similar a la adicción a la heroína, según un nuevo estudio realizado con ratas.

La reconocida “excitación del corredor” podría ser la culpable: los corredores humanos necesitan incrementar las distancias que recorren para sentir esa euforia, afirman expertos.

Si esos corredores son forzados a parar, pueden mostrar señales de depresión. Tales “síntomas de abstinencia” han llevado a los investigadores a teorizar que durante el ejercicio el cuerpo libera naturalmente sustancias químicas adictivas.

Anorexia atlética. A explorar esa idea se dedicó un equipo de investigadores encabezado por Robin Kanarek, en la Universidad Tufts, en Massachusetts.

El grupo dividió ratas de laboratorio en dos tipos de jaulas: con ruedas para correr, y sin ellas.

Durante siete días, ratas masculinas y femeninas expuestas a ruedas de ejercicio incrementaron naturalmente el tiempo que pasaban corriendo.

Esto no fue sorprendente: se sabe que, con el paso del tiempo, las ratas incrementan constantemente su uso de ruedas para correr, afirma Kanarek, cuyo estudio apareció en la emisión de agosto de la revista Behavioral Neuroscience.

Al noveno día, las ratas activas y las sedentarias fueron divididas en grupos. Luego de haber tenido comida disponible en todo momento, más o menos a la mitad de las ratas activas se les comenzó a dar una sola porción alimenticia diaria exclusivamente durante una hora.

Eso ocasionó “anorexia atlética” en las ratas corredoras restringidas en alimentos: incrementaron drásticamente su ejercicio y comenzaron a perder peso.

En humanos, la anorexia atlética puede ser un desorden mental grave que hace que los que la padecen se ejerciten compulsivamente para perder peso.

Abstinencia. Kanarek se preguntó si la condición de anorexia es causada por la activación de las mismas vías químicas que crean la adicción narcótica.

Para investigarlo, ella y su equipo inyectaron a todas las ratas con naloxona, componente químico a menudo utilizado para ayudar a los drogadictos a recuperarse.

Al ser inyectado en humanos adictos, el medicamento induce síntomas de abstinencia que incluyen contorsiones, rechinido de dientes y movimientos como de tragar algo.

Kanarek hizo que observadores ajenos al experimento anotaran el comportamiento de las ratas. Encontraron que las ratas que más corrían mostraban el mayor grado de síntomas de abstinencia, mientras que las ratas que no tenían acceso a las ruedas de ejercicio tenían menos síntomas.

¿Rehabilitación para corredores? Kanarek no está preocupada con la adicción masiva al ejercicio en la gente. “A pesar de que vimos síntomas de abstinencia con naloxona en ratas activas, estos no fueron tan graves como los vistos típicamente durante la abstinencia de morfina, lo que sugiere que el ejercicio no es tan adictivo”, destaca.

Lo que es más, los efectos adictivos del ejercicio podrían utilizarse positivamente. “Creemos que un lado bueno de nuestros descubrimientos es que el ejercicio podría ser una forma de ayudar realmente a la recuperación de los adictos a las drogas”, agrega. © 2009 Nature News